.

.

Cuéntanos como vives la Semana Santa a través de Twitter #ssantaosuna17

miércoles, 16 de marzo de 2016

Domingo de Pasión

TODO UN BARRIO CON SU DOLOROSA DE OJOS VERDES

Quedan escasos días para que finalice la cuaresma, y en nuestro pueblo ya se respira a Semana Santa. Y es que en el barrio de Fátima, una mezcla de olores intenso entre azahar, incienso ducal y a cera quemada nos acercan un poco más a ese Domingo de Ramos que con tanto anhelo aguardan los cofrades ursaonenses. 

Pero mientras esa Santa Semana llega, María ya quiere saludar y visitar a su pueblo, por ello, la Asociación Parroquial de Ntra. Sra. del Rosario de Fátima y María Santísima de la Encarnación celebraban la tercera Salida Procesional de su titular Dolorosa por las calles de la feligresía.

Envueltos en las magníficas palabras que Francisco Miguel Pérez Rangel dedicaba a María Stma. de la Encarnación en la mañana del Domingo de Pasión, se abrían las puertas del Templo para comenzar con el cortejo procesional que acompañaba a la Santísima Virgen, encabezado por la Agrupación Musical de María Santísima de la Encarnación, seguidamente la bandera de Ntra. Sra. del Rosario de Fátima y la bandera corporativa de la asociación, finalizando este, por los fieles y devotos que quisieron acompañar a su titular en su Salida Procesional. 



Durante todo el recorrido una gran multitud de ursaonenses se acercaban hasta el barrio de Fátima para acompañar a María y vivir junto a ella momentos emotivos como la Fabulosa Petalada en la Calle Travesía de Fátima o la llegada al barrio donde se sitúa el Colegio Público de Ntra. Sra. de Fátima. 

La imagen de la Santísima Virgen lucía radiante ataviada con manto en terciopelo rojo y saya de tisú de oro bordada en oro. Acompañada con un exorno floral de clavel blanco para las jarras laterales y friso, junto a rosas y astromelias blancas para las jarritas delanteras.

Caída la noche contemplábamos el precioso rostro de María iluminada por numerosa candelería encendida al completo debido a la temperatura tan agradable que pudo disfrutar el pueblo de Osuna.

Aproximadamente las 22:30 horas el paso de María Santísima de la Encarnación llegaba a su sede canónica para poner el broche de oro a un majestuoso Domingo de Pasión.

Ahora tan sólo nos queda esperar la llegada del Domingo de Ramos, pero mientras tanto vivamos con la misma entrega que María lo hizo, Ella es Luz de vida, vida que Encarnó en sus entrañas al Salvador.

“Una mirada a nuestra Semana Mayor” www.vozcofradeosuna.com