.

.

Cuéntanos como vives la Semana Santa a través de Twitter #ssantaosuna17

miércoles, 30 de marzo de 2016

Sábado Santo

CONSUMMATUM EST

Junto al sepulcro del Señor, la Iglesia de Osuna medita su pasión y muerte, pues, ni esta misma, es capaz de entender como un hombre ha sido capaz de dar su vida por nosotros.

Aproximadamente a las 18:00 horas de la tarde de Sábado Santo, la antigua Iglesia de Santa Clara abría sus puertas para que la Hermandad del Santo Entierro pudiera realizar estación de penitencia en la Semana Santa del 2016, iniciada minutos antes con la pedida de la venia ante el palco de autoridades, el cual acompañaría a esta Corporación durante todo su recorrido.

Con una sencilla y elegante Cruz de guía, estrenada hace unos años, daba comienzo el cortejo procesional, siendo el paso del Triunfo de la Santa Cruz el primero de los tres que recorrerían las calles de nuestra Villa Ducal. Sobre un monte silvestre podíamos contemplar a la muerte pensativa, ya que es incapaz de comprender como el hombre que muere en la tarde del Viernes Santo, Resucitará en el Domingo para vencerla.

Seguido del sonar ronco de unos tambores, las representaciones de todas las Hermandades de Penitencia y Gloria de Osuna, Junta Superior del Consejo y Representantes Políticos y Militares, contemplábamos el paso del Santo Entierro de nuestro Señor Jesucristo, el cual se nos presenta en la tarde del sábado Santo como un hombre callado, que descansa en el sepulcro después de haber vencido con su propio dolor el mal de la humanidad. Para contemplar con mayor solemnidad, si cabe la tarde de Sábado Santo, escuchábamos los fantásticos sones de la Banda de Música Villa de Osuna, marchas fúnebres que nos invitaban a reflexionar sobre la pasión del Señor.

Iluminada por los cirios de un gran número de nazarenos, contemplábamos el bello rostro de María Santísima en su Soledad y Amargura, el último paso que Procesiona en la Semana Santa Ursaonense, exornado con lisianthus y flor de cera blanca.

Tras el recorrido, este año modificado debido a las obras de mejora en Calle la Huerta, la Hermandad cumplía con total normalidad con su Estación de Penitencia, dejándonos con momentos entrañables como las saetas hacia la Santísima Virgen o el momento de silencio y recogimiento en la última “revirá” del paso de palio, bajo la marcha “Ara Coeli” interpretada por la Banda de Música Santa Ana, de la vecina localidad de Dos Hermanas. 

Caída la noche, y bajo la mirada expectante del pueblo de Osuna despedíamos la Semana Santa del Año Jubilar de la Misericordia, en el que le pedimos a María Santísima en su Soledad y Amargura que nos enseñe a mantenernos junto al Señor Resucitado, pues, como Tú, ninguna otra mujer ha permanecido fiel al pie de la Cruz. 

“Una mirada a nuestra Semana Mayor” www.vozcofradeosuna.com