.

.

Cuéntanos como vives la Semana Santa a través de Twitter #ssantaosuna17

miércoles, 30 de marzo de 2016

Viernes Santo

LA PAZ EN AGUSTIA

Él sol alumbraba la Villa de forma intensa por tercer año consecutivo para los dos Hermandades que realizan estación de penitencia en la tarde-noche del Viernes Santo.

La primera en ponerse en la calle era la Hermandad de la Pax, desde la Parroquia de Ntra. Sra. de Consolación. Podíamos apreciar el cambio de recorrido muy acertado, debido a las obras que se están acometiendo en Calle la Huerta por donde discurría esta Hermandad en años anteriores.

El primero de los pasos, el Santo Cristo de la Paz se ponía en la calle con los sones de la Banda de Cornetas y Tambores Ntra. Sra. del Rosario “Los Catalinos” de Jerez de los Caballeros, Badajoz. El exorno floral de este paso, de forma diferente a lo habitual, era compuesto de un monte tallado con imitación de roca y un conjunto floral en forma de friso de Iris y Statice morados, Orquídeas burdeos y Rosas de ecuador en lila.



El segundo paso de esta Cofradía era el Palio de María Santísima del Mayor Dolor, la cual lucía esplendorosa con saya de terciopelo burdeos bordada en oro y su majestuoso manto de salida. El exorno floral era compuesto de Clavel y Orquídeas color blanco.

Tenemos que destacar la cantidad de nazarenos y monaguillos pequeños que esta hermandad lleva en su cortejo procesional en cada uno de los pasos.

La noche se vuelve penumbra, Cristo a muerto y la Iglesia de Ntra. Sra. de la Victoria se vuelve fúnebre en las tiniebla del incienso de la noche del Viernes Santo.

Nuestra Señora y Madre de la Quinta Angustia acoge en su regazo a su hijo sin vida, y en la oscuridad de la noche, realiza estación de penitencia, siendo la última de este día en pasar por carrera oficial.

Un gran número de nazareno acompañan a esta corporación, incluyendo en su desfile procesional gran número de insignias, destacando este año el ropón para el pertiguero realizado en terciopelo y damasco Negro finalizando un conjunto austero del cuerpo de Acolitos de esta Cofradía.

La imagen de nuestro Señor Jesucristo lucía sudario realizado sobré tisú de plata.

Un Viernes Santo en el que la temperatura acompañaba y Osuna salía a la calle para contemplar las bellas imágenes de estas dos hermandades procesionando por las calles de la localidad, quedando reflejado en la retina de nuestro corazón el pase de ambas por la estrechez de calle Hornillos, donde la noche se convierte en humo y la Paz en Angustia. Cristo ha muerto y María siente su Mayor Dolor.